como mantener los vinos en casa

¿Cómo conservar los vinos en casa para no destruir su calidad ni perder dinero?

Tal vez te pasó de visitar una bodega, o encontrar una promoción en tu lugar de compra de vinos, o simplemente eres de los que les gusta poseer una vinoteca bien nutrida para toda ocasión, y de repente, como quién no quiere la cosa, te encuentras con más vinos de los que puedes disfrutar en un tiempo razonable. Así, aparece una nueva complicación en tu vida: ¿Por qué hay que conservarlos? ¿Como se hace? ¿Da lo mismo un lugar que otro? De eso se trata la nota de hoy.

Seguramente te estas preguntando porqué es necesario “conservar un vino” (considerando largos períodos de tiempo, no una quincena) y porque se hace tanto lío por este tema. Bueno, lo primero que tengo que decirte es que el vino es un líquido “vivo”, que a pesar de ser un producto terminado tiene actividad físico-química y biológica en su interior, y que a medida que pasa el tiempo, hay ciertos factores que inciden negativamente sobre estas reacciones dentro del la botella. De este modo, en un vino mal conservado puede pasar por ejemplo que un bello color rojo violáceo se amarrone, o que unos potentes aromas a frutas frescas puedan tornarse acéticos (como el vinagre) o sintéticos, y por lo tanto nos privaríamos del trabajo del enólogo y perderíamos dinero también.

Factores que afectan al vino

Idealmente tendríamos que disponer los vinos en lugares a oscuras, frescos y horizontales, ya que tenemos que alejarlos de los siguientes factores:

  • La luz: Especialmente si son vinos blancos con botellas transparentes. Tal vez unos de los errores más típicos es exponer los vinos en algún tipo de rack en el living del hogar a modo de decoración. A pesar de que puede ser un aporte estético, no esperemos que un gran vino resulte de allí.
  • El calor: Lo óptimo rondaría los 15 °C ya que el calor no es buen compañero de la conservación. Es difícil encontrar un sitio en una casa/departamento estándar que durante el verano no sea muy caluroso.
  • El oxígeno: es obvio que nuevas botellas siempre van a quedar en contacto con el aire (y por ende con el oxígeno), pero a lo que me refiero es que si la botella tiene corcho natural, hay que evitar que se reseque, se deshinche y permita una incorporación de aire a las botellas mucho más de lo deseado. De ahí es la famosa recomendación de conservar las botellas acostadas de modo que el corcho esté siempre hinchado e indispuesto a dejar pasar aire. Pero tome nota que esto solo es válido para el corcho natural, y no lo es para botellas con tapa metálica o con tapón sintético.

Procurar estas condiciones dentro de una casa no es tan sencillo como podría parecer. Si tenemos una cava o sótano bajo tierra no hay más que hablar, ponga los vinos ahí y listo. De igual manera que si tenemos una heladera conservadora de vinos. Pero ambas requieren de espacio, energía y dinero, lo que podría ser una limitante para muchas casas/departamentos.

¿Cómo encontrar una “Cava” en tu propio hogar?

En una morada “normal” hay lugares relativamente buenos, otros intermedios y otros que son un lugar perfecto para destruir todas las buenas bondades de nuestros vinos. Así, como no da lo mismo el lugar, será nuestro trabajo identificar la potencialidad de cada uno de nuestros ambientes para funcionar como “cava de vinos”. Pero lo doy algunas pistas para que encuentre ese lugar perfecto:

✔ Podemos buscar lugares en la casa como armarios o muebles bajos que se encuentren en ambientes donde solemos prender el acondicionador de aire durante el verano.

✔ NO es un buen sitio para el vino: lugares altos (el calor sube) como alacenas, y menos si son las de la cocina donde las temperaturas suelen ser cálidas en todas las estaciones del año.

¡Un Truco final!

Le dejo un truco para el final, que tal vez sea la forma más barata y eficiente para conservar nuestros vinos.
Una conservadora grande casera y ecológica que puede hacer usted mismo:

Se consigue o destina un mueble de la casa, ya sea un armario o cajonera, y la “baña” en su interior con espuma de poliuretano en aerosol. Por dentro será una conservadora, por fuera un mueble. Pero además a modo de “punto bonus”, ¡ayudará a que su bodega no quede tan expuesta a las visitas!

Francisco Gonzalez Antivilo

Francisco Gonzalez Antivilo

Su lema, hacer simple lo complicado. Francisco ha conocido las diversas caras del área vitivinícola como asesor, docente, emprendedor e investigador. El compendio de esa formación y la necesidad de transmitirla lo guió a descubrir su pasión por la comunicación.

Deja un comentario