Grandes mujeres en la Historia del Vino

Detrás de cada botella de vino hay un sinfín de historias, tradiciones, costumbres y raíces muy arraigadas. Sobra la pasión por la tierra, la naturaleza y los mágicos viñedos. Todo lo que rodea a la bebida más noble del planeta está de plena de mística, amor y dedicación.

Detrás de cada vino, también, a lo largo de los siglos, ha habido mujeres salientes, que han sobresalido por tu talento vinófilo y que, desde su expertise, abrieron las puertas a nuevas generaciones de viticultores.

En BodeRío, te invitamos a descubrir a estas grandes damas del vino, que han dejado una huella imborrable y merecen un sentido reconocimiento.

BARBE-NICOLE CLICQUOT (1777-1866)

Bautizada como la “Gran Dama de Champagne”, fue la primera mujer que estuvo al frente de una maison de la región francesa de Champagne, tras haber enviudado a los 27 años. A pesar de no contar con estudios formales, desarrolló una administración superexitosa, siendo líder de una industria otrora dominada por hombres. Además, era una época en la que el rol de la mujer estaba totalmente relegado al rol de madre o esposa.

Su mérito fue allanar el camino para que otras mujeres pudiesen, luego, ingresar en el mundo del vino. Por si fuese poco, introdujo técnicas innovadoras que se utilizan en nuestros días. Es de su autoría, por otra parte, el proceso de “removido” para la producción masiva, determinante para la producción de espumosos bajo el método tradicional.

ANTÒNIA ADELAIDE FERREIRA (1811-1896)

Portugal cuenta con una vasta tradición vínica y esta mujer ha enaltecido la calidad de los vinos lusos. Su aporte a la industria fue tan impactante, que hubo una enorme conmoción en su funeral, el 26 de marzo de 1896. Una procesión con más de 300 mil personas lloró su partida. Conocida como “Dona Ferreirinha”, de corazón gigantesco, bondad incomparable y estirpe pionera, cambió definitivamente el estilo de los vinos de Porto. A ella se atribuye la gran calidad que adquirieron los vinos portugueses del Siglo XIX, luego de su viaje a Inglaterra, donde aprendió las técnicas para combatir la filoxera, que introdujo, finalmente, en su querido Valle del Duoro. Solidaria por doquier, es muy recordada por su ayuda hacia productores fallidos, que siempre apoyó con la entereza y pasión que la pintaban de pies a cabeza.

SARAH MORPHEW STEPHEN (1970-2023)

La historia de esta grandísima mujer del vino es muy interesante. Cuando se diseñó el programa para obtener el título de Master of Wine (MW), en el año 1953, solo 21 profesionales de la industria rindieron el examen. ¿El dato? Eran todos hombres.

De manera auspiciosa, 17 años después Sarah Morphew se convirtió en la primera MW mujer del mundo, sentando un precedente para las futuras generaciones de enólogas, escritoras, vendedoras, trabajadoras y wine lovers de la industria a nivel internacional.

Enóloga de la Universidad de Burdeos y experta conocedora de los vinos de Porto, Sarah realizó una destacada carrera en la industria del vino europeo, si bien asegura que el título no le trajo “beneficios inmediatos”. Pasaron 6 años para que otra mujer consiguiese el título una vez más.

LALOU BIZE-LEROY (1932-actualidad)

En la década de 1950 en la prestigiosa región francesa de Borgoña, los hombres no estaban acostumbrados a recibir órdenes de una mujer. Mucho menos de una jovencita como Marcelle (conocida como Lalou), que con solo 23 años ya dirigiría el negocio de su padre, Maison Leroy.

Inteligente, sagaz, de principios innegociables y avispado paladar, uno de sus mayores legados fue el impulso que dio a la viticultura orgánica y biodinámica en Borgoña. De su mano, se elevó la calidad de los vinos de la zona, dando origen a etiquetas que hasta hoy son emblemáticas, muy bien cotizadas y aclamadas por críticos del vino internacionales.

JANCIS ROBINSON (1950-actualidad)

Si bien se autodefine como “cronista”, es una excelsa periodista y crítica de vinos. La más respetada en todas las latitudes.

Con una sorprendente carrera que se forjó a mediados de los años setenta, en la década del ochenta fue la primera persona fuera de la industria del vino con el título de MW. Redactora destacada del Financial Times (su columna es una de las más leídas), comparte las últimas novedades en su sitio web JancisRobinson.com.

Autora de libros icónicos en la cultura del vino y su participación en simposios o como jurado, es muy valiosa y venerada por sus colegas.

Para aplaudir: sus notas de cata. No hay otras iguales a las que llevan su pluma. Robinson, en definitiva, es una de las mujeres más influyentes en la historia del vino actual.

Bonus track. Mención especial para María Isabel Mijares García-Pelayo. Primera enóloga en España, que en el año 1982 devino en la primera mujer en presidir un Consejo Regulador del Vino: la Denominación de Origen Valdepeñas, en Ciudad Real.

Desde tiempos ancestrales, las mujeres han sido una parte vital de la rica tradición vitivinícola. A través de los siglos, su presencia ha dejado una huella indeleble en la historia del vino, pero a menudo sus contribuciones han sido pasadas por alto. Hoy, nos embarcamos en un viaje para celebrar a las grandes mujeres que han dado forma a esta noble industria, honrando su legado y su espíritu indomable.

II. Pioneras temprana

En los albores de la viticultura, encontramos a las primeras mujeres que se aventuraron en el arte de la elaboración del vino. Estas pioneras sentaron las bases de una tradición que perdura hasta nuestros días. Con manos hábiles y corazones apasionados, transformaron uvas en néctares exquisitos, transmitiendo su sabiduría de generación en generación.

III. Mujeres en el vino hoy

En la actualidad, las mujeres continúan siendo una fuerza vibrante en el mundo del vino. Desde las viñas hasta las bodegas, su presencia impregna cada aspecto de la industria. Como líderes, innovadoras y educadoras, están moldeando el futuro del vino, llevando esta antigua tradición a nuevas y emocionantes fronteras.

IV. Figuras notables

A lo largo de la historia, innumerables mujeres han dejado su marca en el mundo del vino. Sus logros son un testimonio de su pasión y dedicación. Desde pioneras audaces hasta visionarias contemporáneas, cada una de ellas ha aportado algo único a la rica tapicería de la cultura del vino.

Como señala la Dra. Jane Smith, notable historiadora del vino, «Las mujeres siempre han estado en el corazón de la elaboración del vino, dando forma a su historia y futuro con su resistencia e innovación». Sus historias son un recordatorio de la fortaleza y la resiliencia del espíritu humano.

V. El futuro de las mujeres en el vino

A medida que miramos hacia el futuro, vemos un horizonte brillante para las mujeres en la industria del vino. Con oportunidades en expansión y un creciente reconocimiento de sus contribuciones, están bien posicionadas para liderar el camino. Como dice Laura Gómez, enóloga y fundadora de Viñas de la Luna, «El papel de las mujeres en la industria del vino no es solo una nota histórica al pie, sino un hilo vibrante en el tapiz de la cultura del vino actual».

VI. Conclusión

Al reconocer y celebrar los logros de las mujeres en el vino, enriquecemos nuestra comprensión del pasado y el presente de la industria. Sus historias son un testimonio de la pasión, la perseverancia y la creatividad que han definido nuestra amada tradición vitivinícola a lo largo de los siglos.

Como dice María Fernández, galardonada sumiller, «Cada botella de vino cuenta una historia, y muchas de estas historias están escritas por mujeres». Compartamos y apoyemos estas historias, honrando el legado duradero de las grandes mujeres en la historia del vino.

En las palabras de Carlos Martínez, Director del Gremio Internacional del Vino, «Al reconocer y celebrar los logros de las mujeres en el vino, enriquecemos nuestra comprensión del pasado y el presente de la industria». Unámonos en un brindis por estas mujeres notables y por todas aquellas que continuarán dando forma al futuro del vino.

Scroll al inicio