Beneficios para la salud de tomar una copa de vino tinto por día

Bebido con responsabilidad y moderación, el vino es un producto noble, saludable y con múltiples beneficios. Es alimento, pues tiene enzimas, proteínas y, según reza una frase histórica: “Una copa de tinto, todos los días, hace bien a la salud”.

A continuación, repasaremos las principales ventajas que tiene disfrutar de una copa diaria, siempre acompañada por otra de agua mineral al lado.

  • Una pequeña copa de vino tinto, diaria, a la hora de las comidas, es buena para prevenir el riesgo de problemas cardiovasculares. Esto es, incluso, muy recomendable en las personas mayores de 50 años.
  • Según estudios recientes de la Universidad del Negev, en Israel, una copa de vino tinto día a día, ayuda a controlar la diabetes tipo B, debido a que el alcohol consume glucosa. De todos modos, el estudio médico afirma que es necesario ampliar el espectro y el plazo de análisis en profundidad.
  • Desde la óptica de prestigiosos cardiólogos, el vino tinto ayuda a controlar la presión, reduce el colesterol malo, aumenta el bueno, reduce la formación de coágulos en el corazón y las arterias.
  • Desmitificamos, por otra parte, que el vino es un fijador de grasas. Lo que sí es muy cierto es que tiene un efecto determinante en la ganancia de peso y el aumento de glucosa en sangre, convirtiéndose en un factor de riesgo para padecer obesidad y diabetes. Por ende, hacemos hincapié siempre en el consumo moderado y sumamente responsable.

  • En el vino tinto, encontramos flavonoides y antioxidantes, que previenen distintos tipos de cáncer. Además, estos componentes los encontramos en la manzana, los arándanos, el chocolate negro, el limón, el brócoli y el coliflor.

  • Estudios han determinado que el consumo moderado de alcohol propicia niveles más bajos de depresión, ansiedad y estrés.

  • Además de reducir el riesgo de enfermedades como cáncer y problemas cardíacos, los antioxidantes del vino disminuyen las posibilidades de contraer la enfermedad de Alzheimer.

  • El contenido antioxidante del vino tinto es muy similar al de las frutas y verduras frescas. Los beneficios para la salud asociados con el consumo moderado de alcohol también se pueden obtener mediante hábitos más seguros, como el ejercicio y la realización de una dieta balanceada y equilibrada.


A modo de síntesis, es importante concientizar sobre el consumo moderado y responsable del vino. Una copa diaria tiene, como hemos visto, según diferentes estudios, beneficios para la salud. Pero, si una persona ingiere vino de manera excesiva, será nocivo para su propia salud y la de los demás.
Desde aquí, proponemos disfrutar el vino en su justa medida y tomar una copa de manera sobria, para que el chin chin sea positivo.

Deja un comentario