Ficha técnica del vino

¿Qué es la ficha técnica del vino y cómo interpretarla?

Conocer la ficha técnica del vino es fundamental cuando queremos saber porcentajes de varietales, crianza en barrica, estiba, pH, notas de cata y otros datos específicos.

Este es un auténtico resumen de las características organolépticas de una etiqueta. En ella se reúnen los conceptos más importantes y salientes que debemos conocer antes de dar el primer sorbo de nuestra bebida. Sobre todo si te apasiona el mundo del vino y consideras que descorchar una botella y degustar una copa es una experiencia en sí misma. 

Veamos entonces qué es la ficha técnica del vino y qué información podemos obtener a partir de ella. 

¿Qué es la ficha técnica del vino?

La ficha técnica del vino es un compendio de información detallada sobre las características de cada vino. Esta ofrece conceptos técnicos y precisos que son de enorme utilidad a la hora de saber lo que vamos a beber. 

Una ficha técnica nos ayuda a descubrir una gran cantidad de aspectos que percibimos a través de los sentidos cuando disfrutamos de esta bebida. La particularidad de la ficha es que, además, nos brinda el vocabulario preciso para que podamos describir las características de un vino con las palabras adecuadas.  

Por ello, si queremos adentrarnos en el universo vinícola las fichas técnicas son muy útiles. Gracias a ellas podremos familiarizarnos de un modo natural con este tipo de vocabulario, que potenciaremos, luego, al participar en degustaciones y experiencias de enoturismo

¿Qué podemos conocer de un vino a partir de la ficha técnica?

A modo de síntesis, vamos a repasar los conceptos más destacados que encontraremos en la ficha técnica del vino. 

Cepaje

“Elaborado con Malbec y Cabernet Franc procedente de las suaves lomadas entrerrianas”. He aquí un ejemplo de la primera información que tenemos en las fichas. El varietal y su origen. Es importante resaltar que cuando un vino se compone de dos o más variedades, los porcentajes estarán perfectamente determinados. 

Por ejemplo, en el caso del Injusto Blend Reserva 2019 de BordeRío, la ficha técnica expresa los porcentajes exactos de cada variedad: Malbec 40% y Cabernet Franc 60%. 

Fermentación maloláctica

Las fichas técnicas nos indican si, además de la fermentación alcohólica, el vino ha tenido fermentación maloláctica, conocida como segunda fermentación. La finalidad de esta acción es transformar el ácido málico en ácido láctico, para, de esta forma, suavizar las sensaciones ácidas del vino. 

Crianza

¿Cuánto tiempo descansó el vino en barricas? ¿Roble francés o americano? ¿Primer, segundo o tercer uso? ¿El vino pasó por toneles? ¿Al líquido le agregaron duelas o chips? Todos estos datos estarán súper específicos en la ficha técnica del vino. 

Recordá que cuando hacemos referencia al término crianza, significa que el vino reposó en barricas o toneles con el objetivo de complejizar los aromas del vino, que desarrollarán el famoso bouquet (conjunción de aromas primarios, secundarios y terciarios).

Notas de cata

En las fichas técnicas siempre encontraremos la descripción del vino en sus fases visual, olfativa y gustativa. Aquí, conoceremos las características intrínsecas de la bebida que degustaremos.

Por ejemplo, en el caso de la ficha técnica del Injusto Syrah 2020 puede leerse: “Rojo Fuerte con nariz joven donde se encuentran notas florales y frutos maduros. En boca es suave y amable con dejos de frutos secos y leve pimienta al final”.

Acidez

Perceptible en la fase gustativa, nos da información imprescindible sobre el grado de maduración de un vino o sobre su frescura. Hay una nueva tendencia en los vinos argentinos y tiene que ver con la capacidad envolvente de la acidez, que da dinamismo y agilidad en boca, al tiempo que favorece una evolución más prolongada del líquido. 

Asimismo, nos da información sobre el equilibrio del grado de acidez de un vino en relación a su contenido alcohólico, concentración de azúcares y carga tánica.

Taninos

Son compuestos naturales que adquiere el vino por la influencia de las partes más duras de los racimos de uvas (escobajo) y de la piel u hollejo durante el proceso de elaboración. Hay dos tipos de taninos: 

  • Los que vienen de la uva. 
  • Los que aportan las barricas de roble. 

La carga tánica la analizaremos sobre todo en los vinos tintos. La misma aporta una particular sensación de astringencia característica en boca.

Estructura

Las fichas técnicas nos especificarán el cuerpo del vino, nivel de acidez, intensidad y equilibrio en boca. Generalmente, los vinos tintos, con prolongada crianza en barricas de roble, tendrán mayor estructura. Además de esta información, encontraremos el dato de la graduación alcohólica y los niveles de pH del vino.

Persistencia

Significa la duración o recuerdo que un vino nos deja en la boca después de degustarlo. En general, los vinos con mayor intensidad tendrán un nivel de persistencia más alto. 

Maridaje

En numerosas fichas técnicas se destaca el apartado “Maridaje”. Se trata de la recomendación de la bodega en relación a la combinación del vino con diferentes elaboraciones gastronómicas. Es decir, sabremos qué platos irán bien con el vino que tomaremos. 

Como podemos observar, la ficha técnica del vino brinda información muy completa sobre la botella que vamos a descorchar. Sin dudas, esto puede ayudarnos a aprender cada vez más sobre el mundo del vino y disfrutar aún más la experiencia. ¡Salud y hasta la próxima!

Deja un comentario